martes, 30 de mayo de 2017

La alegría del orden en la cocina

Hace tiempo que la cocina se me fue de las manos, primero invadió el salón , siguió por el trastero y el tendedero. Cuando empecé a meter cajas con cortadores de galletas en un armario ropero me dije, hasta aquí, no compro ni un cachivache mas.
Tener "la cocina" desperdigada hace que cada vez que quiero cocinar algo especial tenga que recorrer toda la casa buscando las herramientas e ingredientes que lleva, con la pereza que me da eso.
Se que tengo que poner orden, deshacerme de lo que hace años que no uso y recuperar espacio libre, pero me cuesta horrores tirar nada, siempre le encuentro un posible uso alternativo futuro y así no hay manera.

Hace un mes descubrí un libro con un titulo que prometía:
"La alegría del orden en la cocina"
y me dije lo necesito, tengo que leerlo ya.



Quien crea que es un tratado mágico para conseguir una cocina de revista se equivoca. 

Roberta Schira nos hace reflexionar sobre lo que representa la cocina y todo lo que ocurre en ella; de como el orden/desorden de nuestra cocina puede afectar a nuestras relaciones y lo que nuestra cocina dice de nosotros.

Es significativo que según la autora "la única conditio sine qua non para empezar bien sea: En la cocina solo manda uno y que el subtítulo del libro sea Cambia tu vida desde el alma de tu casa. Tu tomas el mando de tu cocina, tu tomas el mando de tu vida, ordenas tu cocina, ordenas tu vida. 

A través de sus páginas te sentirás identificado en uno o varios de sus grupos de personas el de la manzana, los ardillas, los previsores, los vagos... y de sus cocinas. Verás su forma de organizar la cocina asignando a las áreas de la cocina las áreas emotivas de los cuatro elementos: Tierra, Aire, Agua y Fuego. Su despensa básica, sus utensilios imprescindibles orientado a una cocina italiana mediterranea y que con pocas variaciones podemos aplicar a la española.

En palabras de la autora "Más que un conjunto de normas os he indicado un camino" y así es salvo la primera norma ( y para mi única norma) "en la cocina solo manda uno" no hay nada rígido ni inamovible en el libro y cada uno puede interpretarlo a su manera.

No es el libro que esperaba para ordenar pero es un buen libro para reflexionar.

domingo, 28 de mayo de 2017

Hoy aperitivos sin gluten

El 27 de mayo se celebra el día del Celiaco, no soy yo mucho de celebraciones, los celiacos tienen que comer todos los días, pero supongo que la celebración sirve al menos para dar visibilidad a los que se enfrentan día a día a una sociedad en la que no poder consumir gluten resulta realmente caro.

Mi deseo es que pronto sea igual de caro y sabroso comer pan, pasta, bollería, cerveza y demás productos con o sin gluten.


En otras ocasiones os he hablado de productos Maheso sin gluten que habíamos comido en casa y nos habían gustado:




Hoy os presento los últimos que hemos probado:

 Los bocaditos York&Queso


y las Croquetas de pollo asado


tan recomendables como todo lo de Maheso.

Ójala pronto haya muchas mas variedades aptas para todos y con tan buen sabor.

viernes, 26 de mayo de 2017

Boquerones en vinagre

Me encantan los boquerones en vinagre, si ya se llevan ajo y a mi no me gusta el ajo.....vale, pero es como el chorizo, que lleva ajo y me gusta. En honor a la verdad yo no me como el ajito picado de los boquerones pero aún así saben.
Desde niña he visto boquerones en vinagre en casa prácticamente todas las semanas y es que a mi madre le salen de lujo. No están blanduchos, ni resbaladizos, ni salados, ni fuertes y la quedan blancos blanquísimos. Además son muy fáciles de hacer aunque entretenidos si no te los limpian en la pescadería.


Ingredientes
1 kilo de boquerones
1/3 litro de vinagre de vino blanco
1 cucharada de sal gorda unos 20 gramos

Ajo fresco picado
Perejil fresco picado
Aceite de girasol

Preparación
Quitar la tripa, espinas y cabeza de los boquerones dejando solo los lomitos. Lavar muy bien, pero muy bien, pero requetebien con agua fría y dejarlos sumergidos en agua fría, cuando lleven un rato cambiar el agua. E ir cambiando el agua tantas veces como creamos hasta que el agua se mantenga limpia. Escurrir y reservar.

Deshacer la cucharada de sal gorda en el vinagre y sumergir los boquerones limpios dentro. Si el liquido no es suficiente para que queden cubiertos poner un poco mas de vinagre.


Guardar en el frigo unas horas, yo al menos los dejo toda la noche.

Escurrir y colocarlos en recipientes para congelar. 
A mi me gusta ponerlos en varios y así cuando los saco se descongelan mas rápido y los gasto de una vez.


Descongelar sobre papel de cocina para que pierdan el exceso de humedad.


Colocar en capas como si fuese lasaña intercalando boquerones, perejil picado, ajo picado y chorrito de aceite; acabando con ajo, perejil y aceite. 


Nosotros ponemos aceite de girasol porque si ponemos de oliva al guardar en el frigo se solidifica, no pasa nada pero tienen mejor aspecto con el aceite líquido.
Si no los comes de una vez en el frigorífico aguantan semanas sin problemas.

Buenísimos es decir poco, esta tarde me los meriendo en bocadillo con una clara a ver si soporto mejor este calor de mayo.

martes, 9 de mayo de 2017

Lasaña Boloñesa Maheso lista en 45 minutos

Da igual que tenga o no ganas de cocinar, a la hora de comer soy la responsable de que la comida esté preparada.

Con la lasaña Boloñesa de Maheso tengo la comida lista solo hay que precalentar el horno a 220º, hornear a media altura durante 45 minutos y al final mientras pongo la mesa 5 minutos a gratinar.


No hace falta vigilar queda perfecta.


Este formato de kilo da para cuatro raciones aunque mis dos hijos son capaces de terminarla sin problema, por eso aprovecho que queda sitio en el horno para hornear también unos canelones de marisco que son los favoritos de mi marido.


 Con la llegada del buen tiempo  confieso que disfruto mucho mas hurgando mi macetohuerto que en la cocina y cuando empiezo a remover tierra se me pasa el tiempo volando, por eso me viene tan bien tener lasaña en el congelador.